fbpx

Mujeres víctimas ¡Basta! - ICEL - Centro de Desarrollo Profesional



Al observar el video publicado luego de estas lineas, la indignación cobró vida:

 

 

¿Ya viste el informe periodístico? ¿Qué te parece? Pleno siglo 21, rumbo al bicentenario en nuestro amado Perú y este tipo de información sigue vigente. Esta es la triste, dura y vergonzosa realidad que las mujeres deben vivir mientras trabajan para llevar un pan a la mesa de sus hijos, haciendo algo por facilitar el sistema en el que deben cohabitar ‘la víctima’ y el usuario.

Lamentablemente quizá a muchos ni siquiera les sorprenda los actos de agresión que las mujeres viven a diario, escenas que quedan registradas en múltiples cámaras de seguridad de toda la capital y mucho más allá, dónde la tecnología no es testigo del abuso. Cobardes cuya única intención es fastidiarles el día a mujeres, madres, hijas, hermanas, quienes deben soportar la falta de respeto, la agresión, misoginia.

¿Lo ideal? Qué sería lo ideal, quizás vivir en un sistema de respeto e igualdad. Lamentablemente ese día está bastante lejano si las mujeres no están listas para enfrentarse a ese ambiente hostil propio de una película de ciencia ficción, del más sangriento y crudo terror para otras; la violencia de género.

Es por ello que en ICEL hemos preparado el curso virtual »Política de Genero laboral» las mujeres deben aprender a ponerle límites al sistema. En el desarrollo del curso las docentes explican a detalle y con ejemplos claros lo que significa ser víctima de la violencia de género, discriminación, abuso y además como combatirlo basados en la ley, que créanlo o no, ampara y protege a todas.

El curso »Política de Género Laboral» no solo abarca temas de un ambiente hostil y agresivo en el trabajo dónde ocurre desde el acoso, hasta la diferencia de sueldos injustificada, retiros del puesto laboral a causa de un embarazo, pero ¿dónde se inicia esto? ¿Comenzará en casa? ¿Se aprenderá en la escuela? Hay que aprender sobre legislatura y empoderarse.

Pero claro está que estos temas no solo deberían conocerlo las mujeres, sino también hombres para que reconozcan límites. Y sobre todo aquellas señoras, jóvenes, profesionales o no, citadinas o mujeres campo, todas las mujeres que alguna vez fueron víctimas o por el solo hecho de su feminidad están propensas a serlo.

La equidad de género es una necesidad y depende de cada una combatirlo, por las que están y por las que llegarán a habitar este país, no es una utopía, hay que hacerlo realidad.

WhatsApp chat